Instagram

21 agosto 2017

Embrunman 2017

Hola a todos,
el pasado 15 de agosto se celebró el mítico Embrunman.
Tras mi primera participación hace 6 años prometí que volvería y en este 2017 por fin pude cumplir con mi palabra.
Embrun es triatlón, belleza y dureza, es ilusión y por encima de todo es un reto, si no se te da bien la bici como a mi, el reto se complica, muy difícil pero posible.
Como deportista siempre me dicen lo mismo, que tengo muy buena cabeza, nadie me dice que nado, pedaleo o corro bien, he asumido que debo ser bastante malillo y que doy imagen de saber sufrir, los días previos a la prueba me aferré a esta visión de mi mismo y me preparé mentalmente para lo peor y esperando padecer lo indecible si hiciera falta, con esa única arma confiaba superar las adversidades ya que mas de lo que he entrenado no puedo entrenar, sí mejor pues no tengo entrenador y voy metiendo sesiones como puedo en mi día a día de manera un tanto caótica.

Desde hace un par de años cuando nado intento coincidir con los Masters del Club Náutico de Sevilla, los entrenos pasan volando entre risas y, en mi caso, apreturas varias, para ellos un progresivo es para mi un a tope y para ellos un a tope para mi es verlos alejarse poco a poco irremediablemente, gracias a ellos mi natación ha mejorado mucho pues son verdaderos maestros acuáticos y yo no paro de aprender intentando imitarlos. La natación del Embrunman no me preocupaba en absoluto, aunque a diferencia de mi primer año recibí golpes por todos lados los primeros 500 metros pues me quedé atrapado entre nadadores hasta que pude salirme al exterior y poder coger ritmo, ritmo muy suave disfrutando del amanecer con las montañas alrededor. Un autentico placer.

Tras la natación (1 hora 5 minutos) hice una transición tranquila y vestido de corto, pues el día anunciaba calor, salí a por los 188 kms de ciclismo puro, con sus 5 puertos y mi querido Izoard en medio, además este año el viento quiso participar también y lo tuvimos de cara prácticamente toda la prueba, edición dura por este motivo. El inicio de este sector a mi me parece tremendo, puerto para empezar y subida sin parar hasta el km 20, tengo la novedosa sensación de que no me están pasando tantos ciclistas como habitualmente, piano piano Olmo, deja que te pasen, esta no es tu guerra. En la bajada del puerto tengo ya mi primer aviso en una curva rápida de derechas, así que piano piano también bajando...
Al llegar a Guillestre, preludio del Izoard empezamos con mis globeradas, deberían echarme del pelotón!!! no sé ni como me dirigen la palabra!!!, noto algo raro en mi pie izquierdo, me baila demasiado la zapatilla sobre el pedal, paro y tengo practicamente caida la cala, empiezo a buscar herramientas para arreglar esta situación que tras miles de kms en bici tenía que pasar justo en ese momento, por suerte encuentro la herramienta y puedo reparar la zapa. He perdido tiempo pero sigo en la prueba que es de lo que se trata.
He subido varios puertos míticos durante estos años, pero algo tiene el Izoard que ocupa mi corazón ciclista, siempre me ha destrozado, hasta una vez que lo subí en coche..., siempre me ha vencido, este año las lagrimas afloraron en los primeros kms, los menos difíciles, lagrimas de sufrimiento en estado puro, sin fuerzas para arriba, un infierno interminable, nuestro terreno de juego preferido, soy mal ciclista pero a sufrir no me ganas, a los kms difíciles de mayor pendiente, los que están arriba, llego totalmente reventado, aquí se produce la paradoja de todo esto, realmente no me veo capaz de coronar y en cambio tengo la certeza de que acabaré el embrunman, mentalmente esto es una bomba, energía para las piernas que hacen que, aunque destrozado, llegue arriba, lo dicho, un infierno.
Busco mi bolsa con comida y me siento/tiro en el suelo, hay espectadores que me miran, me da igual, saco un sandwich, le doy un bocado, no me entra, lo escupo/vomito, los espectadores me miran, por una vez no devuelvo la sonrisa, lo siento. Entiendo que no voy a poder comer, esto es un problema de verdad, aquí o comes/bebes o no llegas.
Salgo y bajada del puerto hacia Briancon. Inicio complicado para mi con herraduras fuertes y final fácil donde apenas hay que frenar, intento no esforzarme y que mi estomago se asiente, si no comes, no llegas me voy recordando.
Miro la distancia que llevo y me sube la moral, no queda tanto y me he recuperado, esto está hecho me voy engañando, no sin pelea claro.
El viento ha rolado y otra vez de cara, es lo que hay, empiezo a adelantar ciclistas, empiezo a poder comer/beber algo. Aquí no hay misterios y la prueba te pone en tu sitio, voy avanzado a buen ritmo y sin cebarme, le tengo mucho respeto al Muro de Pallon, unos 2 kms al 12/13% constantes y bajo un sol de justicia, llega la pared, la subo bien pues conozco su dureza y no me toca la moral, este año no tengo que zigzaguear aunque hago una zeta dedicada y prometida el día antes a mi compañero Juanma Galeote, no hay que dejar fuera los romanticismos nunca y menos un amateur.
Poco a poco nos acercamos a Embrun que nos espera con un último y duro puerto, ya sin piernas, este año a pesar de ser el mismo recorrido, han aumentado la longitud y la pendiente, o eso dice mi maltrecho cuerpo, se me hace durísimo y eterno, tiro de resignación y pienso que al menos es el final de la bici y que llevo meses diciendo que si termino la bici termino la prueba. Tras una bajada malísima con gravilla y derrape incluido y pasando una urbanización rezando por no atropellar a nadie, termina esta deliciosa bici.
Llego a boxes, veo a mi familia y mi cuerpo se recarga de energías, que no se si llegan del alma o de alguna ruta metabólica alternativa, aquí mi mente juguetona siempre se acuerda del ciclo de Krebs, no sé porqué, friki que es uno supongo.

Empiezo a correr el Maratón con la total incertidumbre de cómo voy a responder, la experiencia juega también y llegan a mi recuerdos de ir genial en otro ironman los primeros kms y pasar un autentico calvario a partir del 30, así que prudencia, paciencia y a pasar los kms, en la carrera me gusta mirar cada cierto tiempo el ritmo que llevo, 5:30, muy rápido me digo, soy incapaz de ir mas lento, parece un paso lento pero creo que no lo es para un popular medio, de hecho adelanto compañeros de 5 en 5, voy bien y voy reservando, siempre guardando ya que se instaura en mi un deseo, repetir el final de mi primera vez hace 6 años, donde acabé a tope los dos últimos kms. En la segunda vuelta vuelvo a ver a mi Familia, me esfuerzo y les sonrío, ya todo duele, pero es normal y me siento bien. Han cambiado el circuito de carrera y son 3 vueltas, antes 2, al llegar a la tercera vuelta sé que lo tengo, es el momento de disfrutar, sigo precavido, parando en todos los avituallamientos, comiendo naranjas y bebiendo isotónico y agua (sin gas por favor), la carrera se acaba y llegan los dos últimos kms, vuelven las lagrimas, esta vez de felicidad, me empiezo a sentir viejo en esto, no sé si volveré, así que ya dejo de concentrarme en la prueba y me centro en disfrutar, disfrutar del logro, del esfuerzo, de los que se van a alegrar de esta Meta, simplemente disfrutar, empiezo a apretar, choco palmas y sigo acelerando, corro a tope a Meta, la familia gritando, me acerco a por la bandera de mi club, bandera de valores, el cielo grita, yo grito, mucho esfuerzo e ilusión, rabia y pasión.

Gracias a los Voluntarios, no hay prueba sin ellos.
Mil gracias a Los Predators, no hay entreno sin ellos.
Gracias a los Masters del Nautico por enseñarme divirtiendome.
Gracias a Bertrand y Laura por el apoyo estos días y ese postEmbrun!
A todos los que se alegran, gracias.
Mil felicidades a Dani, compañero de entrenos y prueba que se ha salido totalmente, vaya estreno en distancia Ironman, que vas a dejar para los próximos años!!!

Dedicado a mi familia y especialmente a mi Padre, a quien echo tanto de menos, en la cima del Izoard me acerqué todo lo que pude, sin él no habría ni persona ni deportista, ni nada, te quiero.
Besos a todos.


11 julio 2017

Triatlon Bola del Mundo 2017

Hola a todos,
este pasado finde se celebró el Triatlón Bola del Mundo al cual nos desplazamos un grupo de compañeros del club The Midnight Predators: Dani, Sergio, Juan y yo. Nos acompañaba mi familia, mi hijo Manu el domingo nadaría la travesía que complementa la prueba en el embalse de Navacerrada.

Este triatlón me lo tomaba como un entreno de cara al Embrunman, decido en el último momento inscribirme y apenas me he mentalizado para la prueba, a pesar de ser un medioironman durísimo. La semana previa no he descansado nada siendo de mucho volumen, me interesa mucho competir fatigado pues es como iré en Embrun con lo cual en este sentido la prueba sale perfecta, otra cosa fue el aspecto mental donde fui todo un desastre.

Tras los preparativos nos vemos de pie frente al embalse de Navacerrada, estoy con Dani, Sergio y nuestro compi andaluz Ultrachamba, charlamos tranquilamente antes de salir, la mañana se presenta bien, poco viento y soleada. Se da la salida y me veo en una situación nueva para mi y es que durante los primeros metros de la natación estamos Dani y yo liderando la prueba, a mi casi me da la risa y ya a los 100 metros me llegan unos cuantos golpes por detrás, en esos primeros impactos mi mente decide desconectar de la parte competitiva de la prueba, no quiero golpes, me aparto y nado por el lateral a ritmo tranquilo (al finalizar y comprobar mi pulso medio casi me da vergüenza de lo poco que me esforcé en esta parte) A pesar de todo no salgo mal del agua, veo que quedan muchísimas bicis y Dani que salió cuarto está haciendo la transición.

Empezamos la bici, antes en boxes miro al cielo y veo que está soleado, decido no abrigarme. La primera parte es muy rápida, dos días antes he cambiado los platos de la bici para poder subir las rampas de la bola del mundo, ha sido todo tan precipitado que no había probado los platos, así cuando voy a meter el grande, mi amigo Murphy dice que él hace el triatlón también y el plato no entra, zona de bajada, todos con todo el desarrollo metido y yo haciendo virguerías en modo molinillo superacelerado y tragicómico para intentar no perder los grupos que me pasaban como motos, maldigo y finalmente entra el plato, me acoplo a un grupo que va fortísimo, doy unos relevos al principio pero cuando paso atrás me cuesta muchísimo engancharme, mis piernas y cabeza no van para nada, entro en un bucle negativo y empiezo a ir incomodo en el grupo pues voy chupóptero total, tras una bajada paso nuevamente a dar relevos pero en un par me fundo, pido perdón a mis compañeros y en el primer repecho importante me quedo. Llega el primer puerto (La Morcuera), no lo conocía y me parece muy chulo, se sube bien aunque yo voy muy lento, el estomago me va molestando y tengo que parar un par de veces durante toda la bici (necesidades), Enlazamos con el segundo puerto (Cotos) y aquí entre que mis piernas están vacías y que se acercaban las temidas rampas de la bola del mundo aflojo y subo muy muy tranquilo intentando guardar fuerzas, tras un llaneo con un compañero de Jaén giramos a la izquierda y ahí están las rampas, cemento degradado con un desnivel bestial, por primera vez en la prueba disfruto, el panorama delante es brutal, varios ciclistas retorciéndose en la subida y otros tantos con el pie echado a tierra, los primeros 200 metros son durísimos, los aguanto y a partir de ahí empiezo a encontrarme bien dentro de la extrema dureza, por momentos haciendo equilibrio por no caerme, a medida que subo un dolor muy fuerte de riñones se apodera de mi, delante mia otro ciclista dándolo todo me sirve de inspiración, recuerdos de otros muros me vienen, Aia, El Duque,... esfuerzo y disfrute total al mismo tiempo. Las antenas se ven muy lejos, afortunadamente boxes está un poco antes, vaya subida!!!

Suelto la bici y empiezo la transición a la carrera con fuerzas renovadas y algo mejor de coco, ganas de correr, me encuentro a Sergio, nos animamos y al salir veo a Juan que ha finalizado el corto, lo felicito y tiro para la montaña, me encuentro bien corriendo a pesar de que me sorprende el perfil del recorrido, carrera de montaña 100%. En cuanto cojo algo de altura la niebla me engulle y tengo dificultad para ver las balizas, cambio de escenario completo, por suerte una chica de la organización me va abriendo camino, va rapidito pero me viene de perlas, los riñones en las largas subidas me van a explotar y voy cambiando la postura, entre la niebla diviso a otros corredores y voy adelantando a medida que los animo, algunos se dan la vuelta exhaustos, llego así al km 6 y me encuentro con un numeroso grupo de frente, "date la vuelta que se ha suspendido la carrera", al principio te frustras un poco pero al minuto veo que es la decisión acertada, se estaba poniendo muy muy feo el clima, doy ánimos a los organizadores que están por allí diciéndoles que es lo correcto, cada paso que damos nos entra peor tiempo, la lluvia se convierte en granizo fuerte, empiezo a coger muchísimo frío y me pongo las pilas acelerando para no enfriarme y llegar a boxes donde tengo algo de ropa seca, no para de llover y cada vez hace mas y mas frio, me encuentro a Sergio y bajamos juntos, al llegar a boxes la tormenta es fuerte y afortunadamente hay un bar allí donde nos cobijamos, a pesar de ello, me entra una leve hipotermia y me pego una hora dando tiritones, gracias a Sergio que me cuidó en todo momento.
Allí esperamos a Dani que al ir delante en la clasificación pudo llegar al punto de giro de la carrera y hacerlo entero, una bestia. Sobre la suspensión, decisión mas que acertada, nunca seremos mas fuertes que la montaña, a mi me han faltado 8 kms por hacer así que nos vemos el año que viene.

Volvemos enamorados de este triatlón, hay gustos personales en todo, yo me quedo con este estilo de pruebas, duras, bonitas y hasta familiares diría, me encuentro feliz en ellas, si encima voy con los Predators ya ni os cuento, felicidad total independientemente de como vayan las piernas, prometo venir a hacerlo mejor.

Como broche deportivo el domingo se celebró una travesía allí mismo y pregunté a mi hijo Manu si quería nadarla, dijo que sí y lo apuntamos sobre la marcha, siendo el mas pequeño de la prueba y preguntándome si no había mas niños, encerronas de tu Padre hijo...Me quedo solo con él y me flipa lo tranquilo que está, le digo que disfrute y aprenda, que intente meterse con los de adelante y que vaya por un ladito para evitar los golpes. Dan la salida y se pone primero, detrás se une una nadadora y a lo lejos veo como lo pasa y Manu se mete a sus pies, el tercero va quedando muy atrás, es muy emocionante verlo, se alejan y hasta la mitad de la prueba van juntos los dos en cabeza, luego se separan, nos vamos para Meta para verlos entrar, del agua sale primera una chica y a un minuto aparece Manuel, (mi babeo es total) el publico flipa al ver que es un niño quien sale primero masculino, yo casi me desmayo. Manu contento, tan tranquilo como si nada. Luego nos enteramos que con quien había estado disputando la prueba es una nadadora que ha sido olímpica y ahora le pega fuerte al triatlón (muchos éxitos Sara). Broche de oro al finde en lo deportivo y muy contentos por Manu, sus entrenadores y su club.

Me dejo para el final lo mejor, no tiene que ver con el deporte, son mi familia y amigos Predators, convivencia plena, esto no se puede explicar con palabras....gracias por ser como sois!!!

Gracias a Ivan por crear la prueba, un abrazo muy fuerte a los dos y gracias por el trato que nos habéis dados a pesar de estar en una situación de estress absoluto, gracias por todo. Nos vemos!!!

Gracias a los voluntarios, sois los mejores!!!
Felicidades a todos los participantes, unos valientes, gracias y disculpas a mi grupeta de bici inicial, ambiente buenísimo en todo momento, sin duda repetiremos, Trystronger!!!!!

Besos a todos
Dedicado a mi hija Maria que está en el camino de Santiago como una campeona y a mi Kala que la acaban de operar.

27 mayo 2017

101 Kms de Ronda por equipos 2017

Hola a todos,
hace unas semanas se celebró la XX edición de los 101 de Ronda carrera espectacular que discurre por la Sierra de Málaga y que organiza la Legión de forma perfecta.

Dentro del Club Predator decidimos hacerla por equipos de 5 componentes llegando a formar hasta tres diferentes.

Tras el difícil proceso de inscripción por el infinito numero de solicitudes nuestro equipo quedó en lista de espera pero con un número bajo por suerte con lo que finalmente entramos en la lista de inscritos, lamentablemente los otros dos equipos quedaron fuera, una verdadera lástima ya que tres equipos Predators hubiera sido la bomba tras lo vivido en la carrera.

Los meses previos a la prueba hemos entrenado tanto en solitario como en grupo lo mejor posible, ya en los entrenos veía que iba a ser una experiencia muy chula, primero por la calidad humana de mis compañeros y segundo porque en una carrera de mas de 100 kms nunca sabes lo que puede pasar, mas aún siendo cinco.

Siempre he hecho larga distancia en solitario, por equipos es muy diferente, no puedo decir que mejor, sí distinto, sin duda lo importante de esta modalidad es funcionar como equipo de principio a fin, mas que llegar rápido, ese era el reto, y así fue, sin lugar a duda una de las experiencias mas satisfactorias que he tenido en carreras largas.

No pudé evitar darle un toque friki a todo esto que habitualmente pretende ser tan épico y al ser cinco me vino a la cabeza la famosa escena de la película Wayne´s World con Queen de fondo, así que ya teníamos nombre. The Wayne´s World Team, formado por Roberto, Dani, Benji, Migue y yo, afortunado.

La fecha se fue acercando y todo iba según el guión previsto: dudas, entrenos, asesoramiento por parte de todos y sobre todo mucho humor y eficiencia.

Por fin llegó el día y tras un viaje en autocaravana con una inolvidable cena previa nos vimos en la salida, uniformados por sorpresa gracias a Migue y unidos con total y plena sensación de Equipo. El momento inicial es espectacular, miles de corredores apiñados en el estadio gritando los vivas tras el emotivo discurso inicial de la Legión, el cual vivimos en primera fila y que recordaremos siempre. Sales de estadio lleno de energía y adrenalina.

Empezamos a correr junto a miles de compañeros como una inmensa manada por las calles de Ronda con el pueblo volcado, a medida que avanzamos nos encontramos con buenos amigos, saludos, abrazos en carrera y muchos deseos de que todos lleguemos a Meta, energía positiva a raudales.

Ya metidos en carrera marcamos un ritmo cómodo, ahora empieza la gestión de la misma, cinco personas distintas con circunstancias, experiencia y estados de forma diferentes que tienen que ir siempre juntos. Mantenemos un ritmo de crucero y cada cierto tiempo miramos los relojes para controlarlo, pero vamos inevitablemente rápido...

Sobre el km 25 nos enfrentamos a la primera dificultad seria del día, de esas que no puedes controlar, Benji se dobla el tobillo y se hace un pequeño esguince, mientras Roberto le pone un vendaje pienso que lo mismo acaba aquí la Aventura, un esguince es un esguince, tras la cura Benji prueba a correr y parece que puede seguir, todo queda en un pequeño susto.

El tiempo nos respeta muchísimo y el temido calor no llega a aparecer del todo, incluso nos llueve un poco, lo cual yo agradezco mucho, esta prueba con calor es tremenda, aunque hace mucha humedad y hay que tenerlo en cuenta bebiendo adecuadamente durante la prueba.

Seguimos a un ritmo fácil pero rápido para tantos kms y las primeras señas de cansancio aparecen, vamos bien pero algunas caras no son las mismas, llega la primera subida larga y dura, al acabarla ya tenemos las patas como palos, queda mucho y hay que seguir, el equipo gracias a la calidad humana de mis compañeros se autogestiona sin que haya necesidad de un líder claro, personalmente me encuentro muy bien y voy disfrutando de todos los aspectos de la experiencia.

A medida que pasan las horas y los kilómetros aumentan la labor de grupo hecha desde meses antes ahora es vital ya que no todos vamos igual, el trabajo en equipo entra en acción y es mas importante que cualquier otra cosa, algunos van muy tocados y así lo expresan, otros van mejor y tiran de los demás olvidando sus dolencias, todos aportando lo que pueden con lo que tienen. Aunque en ningún momento a nosotros nos ocurrió Ronda por equipos es traicionera ya que existe la posibilidad de que si un miembro del equipo cae el resto puede seguir en individual, cuando la cosa aprieta esto puede ser muy tentador, hay que tener claro el concepto Equipo, a mi es la parte que mas me ha gustado y la que me hace sentir orgulloso ya que fuimos consecuentes con ese término hasta el final, no egos.

En Setenil y Ronda, kms 58 y 76 respectivamente, hay dos grandes avituallamientos, en ellos descansábamos lo suficiente y reponíamos fuerzas, tiempo para chequear caras de los compis y leer donde había que ayudar mas, en lo personal afortunadamente me he encontrado casi siempre muy bien, al final hubo una subida donde pasé hambre pero poco mas, incluso jugueteé con forzar un poco de pájara ya en los últimos kilómetros dejando de comer en un tramo para acostumbrarme a la sensación y sufrir mejor cuando vengan de verdad, sin que uno quiera, una pajara se arregla comiendo y bebiendo, el problema es cuando el alimento no entra.

Tras el cuartel de Ronda la "magia" del ultrafondo apareció y quien había ido mal anteriormente, casi muerto, ahora iba casi como si empezara a correr con piernas nuevas y viceversa, nada inesperado según mi experiencia, las crisis siempre aparecen y, normalmente, siempre se superan. Podemos llegar mucho mas lejos de lo que creemos.

Haciendo mucho equipo y con alguno tirando literalmente de otros iban pasando los kilómetros y ya acariciábamos la meta, a 10 kms ya sabíamos que íbamos a llegar y a pesar del desgaste los ánimos aumentaban de forma inversamente proporcional a la distancia al final. Llegamos al impresionante Tajo de Ronda y solo quedaba subir la famosa cuesta del cachondeo, un último esfuerzo que se hace con la satisfacción de saber que lo has logrado, un "subidón" total, nunca mejor dicho.

La entrada en Meta la hicimos como una piña, al igual que todos los 101 kms, disfrutando del momento entre abrazos y felicitaciones, inolvidable.

Gracias a todos por los ánimos de siempre, para ni es un placer poder vivir estas experiencias.

Dedicado a mis compañeros:
a Dani por llevarme por el autentico lado oscuro y enseñarme la belleza de las montañas
a Migue por su enorme corazón y valentía siempre
a Benji, mi Maestro, por cuidar siempre de mi desde la primera carrera juntos
a Robert por contagiarme su ilusión y ganas sinfín y ser un ejemplo de superación.

Ha sido una experiencia increíble, los 4 viajáis para siempre en mi corazón.


Besos a todos
Manuel Olmo







07 marzo 2017

Ultra Trail Bandoleros 2017

Hola a todos,
este finde ha tenido lugar el Ultra Trail Sierra de Bandoleros, había dos versiones: la larga de 166 kms y la mal llamada en mi opinión "corta"
La Prueba se desarrolla en Sierra entre Cádiz y Málaga, con salida y Meta en Prado del Rey.

Tras varias ediciones celebrándose decidí que este año sería mi debut en la modalidad mas larga de las 2.

La prueba está llena de variables a tener en cuanta mas allá de la distancia que hay que recorrer y el desnivel como son el terreno, la falta de descanso, posible climatología adversa por ser la zona que es,...todo junto había hecho que no la corriera años anteriores ya que necesitaba el hueco en el calendario para prepararla bien considerándola una prueba extrema.

Este año se recordará por el clima, la carrera se ha desarrollado bajo unas condiciones de lluvia casi permanente, bajas temperaturas, viento muy fuerte, incluso granizo, según los mas veteranos la edición mas complicada en este aspecto, yo no puedo comparar.
La primera e inmediata consecuencia de esta climatología tan adversa ha sido un gran número de abandonos (según me han informado de cada 10 corredores se han retirado 7), a medida que avanzábamos y llegábamos a los puntos de control nos comunicaban que cada vez había menos participantes en carrera y también veíamos in situ a los compañeros afectados siendo atendidos, principalmente por hipotermias y caídas.
El mal tiempo influye en el terreno y si de por sí este recorrido es complicado y técnico al estar prácticamente en su totalidad mojado o embarrado y en zonas altas nevado ha hecho mas difícil si cabe llegar a Meta retrasando a los participantes y aumentando el riesgo notablemente.

En todas las carreras se aprende, yo en esta lo he hecho a raudales.

Finalmente salieron 38 horas de pelea para 172 kms.

De mi participación destaco a Jose y Piescu, compañeros en esta aventura sin los que no hubiera llegado a Meta, fueron esperándome en todo momento, si queréis felicitar a alguien a ellos por su valentía y generosidad, a mi me faltó subirme a caballito en sus espaldas (que me conozco de memoria).

Gracias a Carlos Toribio y Camelia por la ayuda puntual y vital en el control de Jimera.

Gracias a los voluntarios por todo, os llevamos en el corazón.

Errores que he cometido:
No llevar buen material para las manos, pasé mucho miedo por los dedos la primera noche
No conocer 100% el recorrido
Insuficiente práctica con los bastones

Cosas que hice bien:
Preparar bien las piernas muscularmente
simular todo lo posible las condiciones (entrenando de noche, con frío, lloviendo, con sueño,...)
tardar 5 años en decidirme

Esta carrera me ha venido muy bien para afrontar mi gran reto de este año ya que quería comprobar que podía aguantar dos noches sin dormir en pleno esfuerzo y así ha sido (cuando fuimos a Zahara hace dos años dormimos algo), ahora sé que es posible, duro pero factible. Como anécdota relacionada con el sueño está el asunto de las inevitables alucinaciones, las mías en esta carrera han sido de lo mas curiosas.

No sé si volveré a Bandoleros, me gustaría hacerla con buen tiempo pero esto no se elige y requiere mínimo de 4 meses de preparación específica para ir con garantías, al menos en mi caso.


A todos los que decidieron retirarse felicidades por tomar la decisión, espero que todos estéis bien.

Felicidades a la Organización, debe haber sido una pesadilla para ellos.

Mil gracias a los amigos y familiares por los ánimos y felicitaciones.

La sierra una absoluta maravilla llena de belleza y dureza.

No vayáis a la montaña sin estar superpreparados.

Dedicado a los compañeros de Humaniza Team, un equipo de personas maravillosas que luchan por conseguir donantes de medula, gracias por ser tan ejemplares y especiales, uno se siente ínfimo a vuestro lado.

Besos a todos
Manuel Olmo












29 noviembre 2016

Ultra Sierra Norte 2016

Hola a todos,
este sábado se celebró el Ultra Trail Sierra Norte de Sevilla, carrera de algo mas de 100 kms muy bien organizada en mi opinión por Turdetania Team.
El fin de semana se presentaba lluvioso y las abundantes precipitaciones en la zona la noche previa a la prueba marcaron sin duda la misma.

Tras haber participado hace años en la primera edición me presentaba en la línea de salida con el  objetivo principal de acabar y secundario de empezar a sufrir lo mas tarde posible, el primero lo logré, el segundo ni de lejos.

Desde hace un tiempo hago un ejercicio que me parece curioso, escribo mi planteamiento de la prueba, lo que creo que va a ocurrir para luego compararlo con lo que ocurre en realidad, nada que ver siempre.

Sabía que iba corto de kilómetros, me encuentro bien corriendo pero sin haber llegado a distancias de mas de 30 kilómetros, así que sabía que a partir de un punto muscularmente iba a pasarlo mal al no ir bien preparado, el problema fue que este sufrimiento llegó de forma precipitada antes del km 30 y la cabeza tuvo que adaptarse rápido a una situación inesperada, gracias a la experiencia sé que estas crisis energéticas se terminan superando, así que tras unos kilómetros pasándolo realmente mal de coco pude parar a sentarme en un avituallamiento, comer bien y replantearme una carrera totalmente nueva o lo que es lo mismo aceptar que entraba en modo supervivencia mucho antes de lo previsto, ejercicio de humildad obligado. Las causas al bajón pueden ser varias, la principal la falta de entrenamiento específico para una carrera de mas de 100 kms, no hay que engañarse ni poner excusas.

Es curioso cuando vas avanzando tan jodido como se tiene esa sensación de envidia sana/admiración por los compañeros con los que te vas encontrando que a diferencia de uno van de puta madre, charlando animosamente cuando uno solo quiere que el infierno acabe y a lo único que alcanza es a decir "hola" o "vamos" como mucho.

Cabe decir que Murphy quiso acompañarme en esta carrera, se cebaba conmigo todo el rato y cada vez que me quitaba el cortavientos debido a la sensación de sauna diabólica, o entraba viento fuerte o se ponía a llover, cualquier detalle te toca la moral y a mi lo de quietarme y ponerme el cortaviento me empezó a tocar los huevos sobremanera, la operación conllevaba quitarme y ponerme la mochila, la cual aún está castigada en el maletero del coche, no he querido ni verla desde el sábado.

Así a duras penas llegué al km. 56, avituallamiento especial donde me tome un buen tiempo para descansar y tras encontrarme a amigos como Luisma y Fernando, charlar con algún que otro corredor, me cambié la ropa mojada, comí algo y salí con ánimos renovados que duraron poco. A los 500 metros de empezar noté el típico quemazón en las ingles que delatan una rozadura mortal, si a mitad de carrera tienes este problema o lo solucionas o no llegas de la herida que te vas a provocar, obviamente decidí no llevar vaselina antes de empezar... A grandes problemas grandes remedios así que avanzo un poco y aprovechando que es la subida mas fuerte de todo el recorrido paro a la mitad y en una zona donde creo que no me va a ver nadie decido desnudarme para cambiarme de mallas, en ese momento pasa una corredora que educadamente me saluda, lamentable....gracias Murphy!!

Algo mas adelante le pido vaselina a un compañero y tiene, me salva la carrera. Mil gracias!!!

Cae la noche y muscularmente voy reventado pero milagrosamente avanzando y corriendo, el ritmo baja de los alegres 5:30 iniciales a unos tristes 6:45/7:00, es lo que hay y gracias!!

A estas alturas de la carrera se ha creado cerca mía un grupo muy apañado de 3 corredores con los que voy haciendo una "goma" de libro prácticamente hasta Meta, claramente van mejor que yo, pero en una bajada técnica y a oscuras saco mucha distancia y eso hace que medio aguante el tipo algunos kms, mi interés no es para nada competitivo ya que sé que van a llegar antes que yo y tampoco estoy para pensar en clasificaciones, pero tener alguien cerca el mayor tiempo posible es importante porque da cierta sensación de seguridad y la noche no estaba para bromas, tras la bajada me adelantan rapidísimos y no puedo seguirlos pero en algún momento a base de mucho esfuerzo consigo juntarme a ellos, guay pienso.... pero como ya os habréis dado cuanta las alegrías me duraban poco el sábado,....empieza el festival del Barro: unos 20 kms en estado zombie haciendo chop chop tratando de correr por un terreno donde era difícil mantener el equilibrio andando, resbalones frecuentes y una constante lucha por mantenernos de pie y continuar, por suerte los 4 vamos juntos pasando kms y no llegamos a desesperarnos del todo al compartir la situación, inevitable no maldecir un poquito, eso sí.

Sobre el km 90 y ya viéndome vencedor resulta que Murphy no se había olvidado totalmente de mi y mi frontal se viene abajo de repente con lo que me quedo totalmente a oscuras (iba con la batería en vez de pilas, en mi casa antes de salir tomé esa sabia decisión) cuando llego al avituallamiento a lo José Feliciano, (menudo susto les dí apareciendo de la nada a oscuras), voy a ponerle las pilas y resulta que se me habrían caído en algún momento, solo me quedaba una de las tres necesarias, soy un puto crack de la logística pienso, nuevamente aparece mi flor en el culo y uno de los voluntarios tiene una linterna a pilas y me deja un par, me vuelven a salvar la carrera, mil Gracias!!!

Mis tres compis en todo este proceso se han adelantado un poco con lo cual tengo que apretar para conseguir unirme al grupo, acelero a unos vertiginosos 7:30 unos kilómetros y los alcanzo. Desde aquí me llevan literalmente a Meta entrando los 4 de la mano, no puedo estar mas agradecido, cabe destacar que iban de un buen humor digno de superhéroes, unos cracks.

A la llegada a Meta reencuentro con mi amigo Migue, que está esperando como parte de la Organización a todos los corredores, abrazos, alguna que otra chorrada al Speaker y final de la Aventura.

Cómo veis me lo pasé de pm, deseando repetir!!

Objetivo principal logrado con algo de fortuna as usual. 4 puntos para el MontBlanc 2018.

Segundo objetivo logrado también y es que sabía de antemano que esta carrera sería un toque de atención pues si pretendo hacer lo que quiero tengo que ponerme mucho las pilas y nada como una buena petada para confirmarlo.

Próxima paliza a pie Bandoleros, a día de hoy me parece imposible acabarla, me impone muchísimo respeto y me sorprende que los dorsales duren un cuarto de hora, entrenemos mucho y bien todos!!!!

Felicidades a la Organización y Mil gracias a los Voluntarios que en cada cruce o puesto de avituallamiento nos trataban superatentos, lo aprecio muchísimo.

Besos a todos!!!
Manuel Olmo

12 julio 2016

Otillo Engadin Swimrun 2016 Ötillö

Hola a todos,
esta historia llamada Otillo empezó hace unos años, mi buen amigo Migue me pasó un video que me pareció fascinante, en él se veía como unos locos cruzaban todo un archipiélago de islas en el Norte de Europa corriendo y nadando sin cambiarse de ropa en ningún momento, nadando con las zapas, corriendo con el neopreno,....desde aquel día supe que tarde o temprano yo sería uno de esos locos.
Tras dos años dedicado deportivamente al Marathon des Sables decidí que este 2016 descansaría del desierto y que había llegado el momento de probarme ante este formato tan novedoso llamado SwimRun. Migue este año se ha embarcado en la mejor de las Aventuras, ser Padre, así que no era plan de pedirle que me acompañara y tuve que buscar otra "víctima" para afrontar el reto, ya que una de las cosas que hace diferente esta prueba es que tiene que ser realizada por parejas y en ningún momento te puedes separar mas de 10 metros de tu compañero, mi presa fue un amigo de la infancia, que visto como nadaba y conociendo su pasado como tenista lo hacían el compañero perfecto, así Miguel R. Veguilla se vio una noche, casi sin darse cuenta, inscribiéndose en la prueba junto al que escribe. Miguel rápidamente hizo suyo el reto y ha sido quien ha tirado de mi en todo momento durante la preparación, tanto en los entrenos como en la muy importante parte de la elección y adquisición del material necesario para hacer la carrera.

Hay varias pruebas de Swimrun en el mundo, por temas de calendario y por el entorno que ofrecían los Alpes elegimos estrenarnos en el valle de Engadin en Suiza. Unos 48 kms a pie y 7 kms a nado nos esperaban dentro de este paraíso natural.

Al igual que en Sables cuando preparas este tipo de pruebas extremas descubres que la distancia es la menor de las dificultades, poco a poco fuimos viendo como el reto se complicaría debido a otros factores:
- Los tiempos de corte que no son para nada populares, o vas rápido o te quedas fuera, hay que estar muy fuerte o arriesgar con los ritmos, especialmente al principio.
- La altitud (dificil de simular en Sevilla), allí hemos llegado a unos 2500 metros de altura en pleno esfuerzo.
- El desnivel de la carrera, con tres muros muy exigentes en los que podías hipotecar la prueba entera.
- Acertar con el material siendo novatos.
- Y lo peor de todo, tener que gestionar cambios de temperatura extremos, pasando de correr sofocados con el neopreno a nadar tramos de agua congelada en lagos que estaban entre 9 y 13 grados, siendo factible entrar en hipotermia, la cual a la postre rozamos realmente y casi milagrosamente superamos.

La organización es perfecta, respetando la pureza del deporte, centrándose mas en ofrecer un recorrido increíble que en parafernalias posturiles de las cuales intento alejarme cada vez mas.

Respecto al material a llevar, decidiendo hasta la mañana de la prueba, muy pendientes de la predicción climática, temperatura del agua,..., gracia a mi compañero habíamos probado muchas variables, aun así hubo que improvisar un poco.
En mi caso, lanolina a tope, palas tamaño medio, pullboy atado a la pierna, gafas zoggs, gorro de neopreno, mallas cortas Xbionic, camiseta de licra gorda, traje de neopreno especifico, zapas icebug y calcetines de compresión. Miguel algo mas abrigado, añadiendo un neopreno de 0.5 mm debajo del traje y guantes, aún así rozamos la hipotermia. En la natación todo puesto, en los tramos de carrera neopreno por la cintura.

La estrategia de carrera era clara: Controlar los cortes, salir a ritmo, Miguel tirando en el agua y yo a pie, en todo momento si el ritmo era alto para alguno de los dos se hablaba y se corregía. Por suerte las piernas y brazos han funcionado y los cortes los hemos ido pasando con margen como para no tener que arriesgar mas de la cuenta a medida que estos se acercaban al final de la prueba. En las bajadas corriendo y tramos de natación íbamos muy rápidos en cambio en los tres muros a pie y zonas mas llanas nos costaba recuperar y mantener el ritmo de las parejas que teníamos cerca. En todo momento hemos tenido muy controlada la alimentación e hidratación ya que sabíamos que la prueba iba a exigirnos un gasto calórico muy alto, especialmente en los tramos de agua fría. Hemos ido a base de geles y agua, en los avituallamientos bebiamos isotonicos y en los tramos entre estos agua de los lagos directamente, solo había un lago de agua no potable.

Tras la natación mas larga tuvimos un momento crítico ya que sufrimos un episodio de hipotermia que hubo que gestionar, por suerte allí la organización había previsto tener vasos con caldo caliente y el sol nos calentó en el siguiente sector a pie que era corto y que hicimos caminando al principio para recuperar el calor corporal con las mínimas garantías de entrar en el siguiente lago, era otra larga natación en aguas congeladas, por suerte recuperamos algo la temperatura y tuvimos fuerzas para nadar rápido y así, a duras penas, salvar la situación y la salud.

Tras superar esta parte sabíamos que lo peor había pasado y aunque apenas nos quedaba una caloría en el cuerpo la ilusión de terminar algo con lo que llevas años soñando nos iba aportando la energía necesaria para continuar. En el último punto de corte nos esperaban Eu y María para darnos el empujón final hacia Meta, también estaba allí nuestro compañero de entrenos Juanma Amarillo que aparecía siempre de la nada para animarnos cuando mas lo necesitábamos siempre respetando las normas ya que en esta prueba esta totalmente prohibida cualquier tipo de ayuda externa en todo momento.

En los kilometros finales nos encontramos con nuestros compañeros sevillanos en esta Aventura, la exigencia de los cortes de paso hicieron que no pudieran acabar a pesar del gran nivel de todos, Sofía, Marta, Myriam y German, sois referente y muy valientes, si pensáis en mas swimrun me tenéis a vuestra disposición para afrontar el reto, será un placer ayudaros en lo que pueda.

En esta carrera curiosamente vas tan pendiente de todo que hasta que no llegas al último kilometro del último tramo no te das cuenta de que lo has logrado, ya viendo la Meta en el Horizonte, son esos metros tan especiales en los que uno comprende que ha nacido para esto, es algo muy especial lo que se siente, yo siempre me acuerdo de mi Padre, que en algún sitio sonreirá viendo como disfruta su pequeño Manuel haciendo locuras, qué le vamos a hacer!!!

A los organizadores cada vez que los he visto los he felicitado, muy agradecido a la iniciativa, creatividad y buen gusto que han demostrado con la creación de esta serie de pruebas, me gustó mucho cuando explicaron que hace años empezaron la prueba con solo 11 parejas simplemente por amor al deporte.

A mi socio es esta aventura Miguel agradecimiento eterno, es muy dificil encontrar deportistas excelentes en todos los sentidos, ha sido posible gracias a tí, sé lo que digo.

A los Predators gracias por ser tan cojonudos.
A Guille nuestro Angel de la Guarda mil gracias, nunca lo olvidaremos.
A los nadadores del Nautico, desde la escuela hasta los Masters pasando por los absolutos mil gracias por años de aprendizaje, solo con estar cerca uno se pelea con el agua un poco menos.
A German gracias por ponerme fuerte con sus entrenos
A los Soplaos gracias por esos jueves noches, por esa expedición en Mayo que nunca se me olvidará, sois muy grandes!

Ötillö, esto no ha hecho mas que comenzar,

nos vemos pronto!!!!

Manuel Olmo
Team 44. Legends of Tennis.

Foto: Jacob Edholm





17 marzo 2016

Maraton de Montaña Tentudía 2016

Hola a todos,
esta pasado finde se celebró el Maratón de Montaña Cabeza de Vaca/Tentudía. Este año los objetivos son el Soplaoman y Swimrun Engadin y para ambos retos las carreras por montaña son parte de la preparación. Acudimos un buen número de amigos, tanto Predators como de otros clubs.
La noche antes apenas dormí pues debido a una reacción alérgica me costaba mucho respirar por inflamación de las vías altas respiratorias, como correr me lo cura todo decidí salir a probar y ver si durante la carrera mejoraba, al principio respiraba con dificultad pero poco a poco los síntomas fueron desapareciendo y pude disfrutar de una carrera muy bonita, poco técnica y por lo tanto muy corrible de principio a fin. La hice entera junto a mi compañero de Aventuras Dani G., esto hizo que los kilómetros volasen, unas veces tiraba yo, otras veces él. también compartimos algunos kilómetros con Migue que debido al cúmulo de carreras que llevaba decidió ir algo mas despacio a partir de la media maratón. Los últimos kilómetros se hicieron duros y el dolor de patas considerable, aún así corrimos hasta el final solo caminando donde la pendiente obligaba. La llegada a Meta con todos nuestros hijos acompañándonos inolvidable.
Carrera totalmente recomendable, tiene una versión de media maratón que coincide en recorrido en su mayor parte por lo tanto muy recomendable igualmente para los que no quieran hacer tantos kilómetros.
Correr en la naturaleza es uno de los mejores regalos que me he encontrado estos últimos años.

Saludos a todos